4.04.2015 La Paz Bolivia.- Avances y retrocesos en la industrialización del litio- El Diario web

19.08.2014  La Paz Bolivia: Bolivia sigue a la retaguardia sobre la explotacion del Litio. El Diario web

14.06.2014   Santiago de Chile. Presidenta Bachelet anuncia Plan de Desarrollo de su reservas de Litio, las que junto a las de Bolivia son una de las mayores del mundo.  El Plan de Chile consideraría un alto valor agregado.  

Empresa china inicia trabajos de exploración en salar de Coipasa 

Bolivia a un paso de producir carbonato de litio a escala industrial


12 12.2011 Oruro - Bolivia.- La empresa China Corporación Citicguoan inició la semana pasada trabajos de exploración y prospección de los recursos evaporíticos en el salar de Coipasa, en el oeste andino de Bolivia, en la jurisdicción del departamento de Oruro, informó el lunes el secretario de Minería de la Gobernación Wálter Morochi.

Las faenas comenzaron el 6 martes último en el salar que, se supone, contiene parte de los 100 millones de toneladas métricas de litio, la primera reserva mundial del metal no pesado que posee Bolivia, principalmente en el Salar de Uyuni, en el departamento de Potosí.

El funcionario anunció para el martes una inspección y un recorrido por la estación experimental que se instala en el Salar de Coipasa.

Allí se construye una infraestructura que consta de dormitorios y un laboratorio, donde trabajaran los técnico de la firma china.

El pasado agosto se firmó un convenio entre el Gobierno boliviano y la empresa China, por conducto de la Dirección Nacional de Recursos Evaporíticos, de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

Se trata de un convenio para la realización de trabajos de exploración en el Salar de Coipasa, dijo Morochi.

Agregó que la Gobernación de Oruro aún no conoce la cantidad de técnicos que dispondrá la empresa China, ni qué tiempo empleará para la exploración.

"Esperamos que este martes nos hagan conocer estos datos", sostuvo.

Mediante convenio firmado con Alberto Echazú, director nacional de Recursos Evaporíticos de Comibol, la Gobernación de Oruro tiene la potestad de realizar un seguimiento al trabajo que realice el consocio chino Citicguoan. Fuente: ABI 



El imponente salar de Uyuni (ABI)

    La Paz, 15 mar (ABI).- Bolivia anunció para setiembre próximo la producción de carbonato de litio, primer eslabón de la cadena de producción industrial de este mineral no pesado, preciado en la industria automotriz mundial, dijo el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel.

    "Pensamos que el mes de setiembre ya se estaría produciendo (en una planta piloto instalada en el Salar de Uyni) carbonato de litio, después de haber pasado un proceso (evaporítico) acelerado en las piscinas" de lixiviación, afirmó.

    La concreción de este paso primario en la industrialización de litio llevó a la estatal Corporación Minera de Bolivia a traspasar un fondo de 5 millones de dólares a la Empresa Boliviana de Recursos Evaporíticos para la conclusión de la planta piloto.

   "Ese presupuesto que se ha transferido a la nueva empresa alcanza aproximadamente a 5 millones de dólares. Entonces, la Empresa Evaporítica Boliviana va iniciar esta acción con mucha mayor celeridad", reafirmó Pimentel.

    "Los recursos que se están invirtiendo son aproximadamente 5 millones de dólares para acabar la planta piloto e iniciar otros estudios con el Salar de Coipasa", detalló el ministro.

    Pimentel anunció, además, la construcción de una planta de carbonato de litio que, según el ministro "va a requerir aproximadamente unos 350 millones de dólares".

    En declaraciones a la radio y televisión estatales, Pimental reveló que Bolivia ha recibido ofertas concretas de país para instalar la planta de carbonato de litio en Uyuni.

     También adelantó que una misión del gobierno de Francia llegará al país para oficializar el interés de Paris para montar en Bolivia una fábrica de baterías de litio para coches movidos a electricidad.

   Francia "tiene el interés de crear fabricar las baterías de litio y ensamblar aquí los autos de litio", dijo Pimentel.

    El ministro de Minería admitió que el gobierno de La Paz mantuvo contacto "con empresas coreanas, brasileñas, chinas".

?.Además de Uyuni, una inmensa pastilla salina de 10.000 kilómetros cuadrados de extensión enclavada en los Andes bolivianos y que contiene la mayor reserva mundial del mineral, se encuentra el yacimiento del salar de Coipasa, situado en la frontera de Bolivia y Chile.

     Combustible nuclear no peligroso, el litio se ha convertido en la fuente de energía más codiciada del planeta en el siglo XXI, cuyas primeros lustros mantendrán sin embargo una dependencia declinante de los combustibles fósiles (petróleo).

    El litio, energía limpia, acredita ya sus cartas de presentación en la industria mundial automotriz que ante la declinación de los reservorios planetarios de petróleo, recurso natural no renovable y propulsor de inconmensurables fortunas en el siglo XX, perfila un cambio de elemento fundamental de propulsión.

     El litio, utilizado ya para cohetes y satélites, es la energía que hace funcionar hoy en día artículos que forman parte de la cotidianidad de los seres humanos: las baterías de los teléfonos celulares, de relojes digitales, los marcapasos, las computadoras portátiles.

     La industria de automóviles proyecta que la próxima generación de rodados se desplace ya no a gasolina, gas o diesel, sino a litio.

   Los autos "híbridos" del futuro se moverán con baterías de  litio recargables. Una recarga, como teléfono celular, en la noche, conectada a un enchufe corriente, le permitirá a un coche "caminar" todo el día siguiente sin sobresaltos.

     El litio se emplea, por excelencia, en aleaciones metálicas livianas y altamente resistentes. En otras palabras es la alternativa de las transnacionales para reducir a extremos insospechados su dependencia del carísimo y cada vez más escaso petróleo en el globo.

     La industria automotriz mueve millones de millones de dólares y su producción se ha masificado en todo el planeta desde los años ?60 del siglo precedente.
El más grande acopio de este mineral no pesado ni contaminante, se emplaza en el salar de Uyuni,  una pastilla de sal de 10.000 kilómetros cuadrados enclavada a más de 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar, en la jurisdicción del minero departamento de Potosí.


    Del Salar de Uyuni se puede extraer 5,4 millones de toneladas de Litio.
    La reserva de Coiposa no ha sido aún precisada.

Salar de Uyuni guarda la reserva energética más grande del mundo

El Salar de Uyuni, ubicado al Sur del Departamento de Potosí guarda una de las más grandes reservas de litio del mundo.

• Universidades buscan alcanzar la producción de carbonato de litio de 99.97% de pureza.

Por Rodrigo Ticona Espinoza (El Diario)

29.11.09 La Paz - Bolivia.-  El Salar de Uyuni, ubicado al sur del Departamento de Potosí y que contiene más de 10 mil millones de toneladas de sal, guarda una de las más grandes reservas de litio, que pueden generar significativos ingresos económicos para la región y el país, si es que se explota adecuadamente sin afectar al medio ambiente ni a su belleza natural.

La gran energía concentrada en un pequeño espacio, expresada en un metal liviano, ha despertado el interés de muchas empresas importantes del mundo que buscan explotar el litio con una variedad de tecnologías para diversas aplicaciones, que sustituirían a los combustibles fósiles predestinado a desaparecer en algunas décadas más.

En ese entendido, las universidades Tomás Frías de Potosí y Freiberg de Alemania, a través de un convenio conjunto, ejecutan un proyecto científico que pretende dotar de nuevas tecnologías creadas de manera apropiada para la explotación del carbonato de litio de alta pureza del Salar de Uyuni.

Ambas instituciones encabezadas por el profesor Dr. Wolfgang Voigt y el Dr. Ing. Jaime T. Claros Jiménez respectivamente, realizan un trabajo conjunto orientado al aprovechamiento de los recursos naturales evaporíticos y salmueras del salar del Uyuni.

El objetivo central del mencionado trabajo consiste fundamentalmente en la industrialización de los recursos evaporices del Salar de Uyuni para el beneficio y mejores condiciones de vida de la población y de las regiones circundantes, obviamente, para generar ingresos económicos a favor del país.

Según Claros, el añorado objetivo es la obtención del “Carbonato de Litio” a través de un conocimiento científico y una definición tecnológica totalmente nueva para el aprovechamiento de las salmueras que también contienen otros componentes químicos.

EXPECTATIVAS

Inicialmente el proyecto busca consolidar un conocimiento más profundo de la riqueza que encierra la salmuera y lograr una tecnología totalmente apropiada a las condiciones naturales de la región altiplánica del sur de Potosí, que permita alcanzar un aprovechamiento óptimo al margen de toda especulación científica y tecnológica.

Entonces como universidad nuestro objetivo, dijo Jaime Claro, es generar conocimiento y tecnología hasta la obtención, inicialmente, del carbonato de litio en óptimas condiciones y con las características más modernas que se pueden lograr en estos tiempos.

ESPECIALIZACIÓN

EL DIARIO, al conversar con algunos pobladores, pudo constatar que sí saben de la existencia del Salar, pero desconocen que tiene una enorme riqueza a la vista, razón por la que se pudo establecer que urge la necesidad de que el proyecto sea socializado para una explotación racional en condiciones adecuadas que generen ingresos económicos para la población no solamente de subsistencia sino para el desarrollo del país, a través de una industria básica enorme.

Por tanto, la potencialidad que tiene el litio debe despertar mayor interés en la población para colaborar e impulsar el proyecto a cargo de ambas universidades y que posteriormente asuman la función de explotar sus propios recursos naturales.

INVERSIóN

Para la ejecución de este proyecto, que se inició hace 15 años, con la participación de las universidades de La Paz y Potosí, la casa superior de estudios de Alemania ya invirtió aproximadamente 100.000 dólares y su similar potosina desembolsó alrededor de 40 mil dólares.

Se anunció que para la segunda quincena de abril del próximo año será inaugurada la planta piloto de investigaciones en la Universidad Tomás Frías y que para diciembre del mismo año estaría en condiciones de producir una tonelada de carbonato de litio de alta pureza.

El científico boliviano aseguró que este proyecto será ejecutado de manera enteramente limpia, sana y adecuada a las condiciones de naturaleza y belleza que tiene actualmente el Salar de Uyuni, preservando en absoluto de toda forma de contaminación al medio ambiente.

Asimismo, sostuvo que de este proceso de tratamiento de las salmueras también se pueden obtener otros elementos como sulfatos, sodio, calcio y magnesio a través de un proceso de separación y otros.

Una vez separado todos los elementos químicos de la salmuera se obtiene el carbonato de litio, siendo el objetivo máximo de alcanzar a un 99,97% de pureza para que de manera inmediata se lo pueda comercializar, lo que implica también un mayor valor económico y mayor valor de venta en el mercado internacional.

Actualmente, el carbonato de litio de un 99,5% alcanza un costo de 5.000 a 6.000 dólares la tonelada y este mismo metal con una pureza de 99,97 por ciento llegaría a costar 60.000 dólares por tonelada.

Para Claros, estos ingresos, en primera instancia, serán empleados para subvencionar los trabajos de investigación, aunque puntualizó que la universidad no busca convertirse en una empresa de explotación de carbonato de litio, sino de investigación y formación de futuros profesionales.

FALTA DE APOYO

La parte negativa resalta, porque el proyecto en la actualidad no cuenta con el apoyo económico de parte del Gobierno, que un 10 de octubre del 2006, ofreció apoyo anunciando el desembolso de medio millón de dólares para desarrollar tecnología de aprovechamiento del Salar de Uyuni fundamentalmente la ulexita, pero por situaciones que aún se desconocen retiró su compromiso de respaldar este plan.

Pese a la creación de una empresa para la explotación del litio, las universidades ofrecieron sus servicios, basados en su experiencia, capacidad y principalmente su nueva concepción científica y tecnológica para aprovechar el Salar de Uyuni, completamente diferente a la que se emplea en el mundo entero.

El profesor Claros, dijo, que no se debe olvidar que todos los gobiernos y las empresas que buscaron llegar ha Bolivia, siempre han propuesto emplear una ciencia, un concepto tecnológico, pero ajeno a las condiciones de esta región y finalmente con inversiones que sólo buscaban beneficios para si mismos como empresas, sin darle importancia al derecho que tiene el pueblo boliviano de tener mayores ingresos y utilidades de cualquier negocio que se haga con sus recursos naturales.

Cómo se obtiene el “carbonato de litio”

El profesor Jaime Claros explicó que el proyecto del Salar de Uyuni es único en su investigación frente a las tecnologías que ya se utilizan para el tratamiento de las salmueras como en Chile, Argentina, Estados Unidos, China o en otros países.

El carbonato de litio se obtiene a través de un flujo natural que emerge de adentro hacia afuera o que fluye de abajo hacia arriba. Se emplea un cono sobre una pequeña piscina de un metro cuadrado que tenga una profundidad de 40 centímetros y luego se obtiene una cantidad de salmuera suficiente que es requerida para las operaciones de investigación.

La salmuera se la pone bajo la influencia del viento y del sol a través de un cono por el que se eleva como fluido hasta la cúspide y se lo distribuye a través de un hélice o una paleta de viento para que pueda ser objeto de la influencia del golpe directo del viento y del sol hasta que pueda evaporarse. Se repite este proceso hasta alcanzar la cristalización el sodio, potasio, en forma de cloruros.

Otro objetivo que se persigue es que a través de la evaporación de la concentración se pueda expulsar el agua que contiene la salmuera hacia el aire en un 60 por ciento y el 40 por ciento que queda en la salmuera es la concentración o materia prima para el tratamiento en una planta química.

Vale decir que en esta cantidad de salmuera concentrada se tiene de 6 a 12 gramos de litio por litro de salmuera. Esta cantidad se lo traslada a una Microplanta de procesadora para obtener el carbonato de litio de un 99,97% de pureza. Fuente: Publicado por el periódico boliviano El Diario

Bolivia no concederá monopolios en la explotación de litio


16.03.09 La Paz - Bolivia.- El gobierno boliviano no concederá monopolio alguno en la explotación del litio, aseguró el ministro de Minería y Metalurgia Luis Alberto Echazú, a tiempo de informar que el gobierno rechazó propuestas de algunas empresas extranjeras interesadas en la explotación de este metal en el Salar de Uyuni, para la fabricación de baterías para automóviles eléctricos.

"No hay monopolios, no hay exclusividad", afirmó el ministro Echazú, parafraseando al presidente Evo Morales, quien, en ocasión de la nacionalización de los hidrocarburos, el 1 de mayo de 2007 dijo que "Bolivia requiere socios, no patrones".

En declaraciones a la estatal Patria Nueva, el Ministro manifestó que "a las empresas interesadas se les ha explicado que los ejes de la política consisten en no conceder monopolios, en exigir que el Estado tenga una participación mayoritaria en los ingresos y en que se inicie un proceso de industrialización del litio en nuestro país".

Entre las empresas interesadas en explotar este metal están la Mitsubishi y la Sumitomo de Japón, LG de Corea del Sur, Bolloré de Francia, además de una compañía de India y otra de Rusia, cuyos nombres no fueron revelados por Echazú.

El mayor yacimiento de litio en Bolivia se encuentra en las salmueras del Salar de Uyuni, situado en la región de Potosí, que tiene una superficie de 10.000 kilómetros cuadrados y una profundidad de hasta 220 metros.

La cantidad de reservas de litio no está plenamente calculada de forma oficial, aunque el Gobierno considera que en Bolivia se encuentra el yacimiento más grande del mundo.

Echazú también aseguró que el Gobierno ha comunicado a las empresas los ejes de la política, pero no ha iniciado ninguna negociación porque las compañías se propusieron como meta la producción de la materia prima carbonato de litio.

Sin embargo, el presidente Morales ha señalado que es necesario que las empresas ofrezcan producción de baterías de litio en Bolivia y en el futuro incluso instalar fábricas de coches eléctricos.

Es "increíble" el interés de empresas privadas internacionales por explotar el Salar de Uyuni, donde existe una de las reservas mundiales más grandes de litio, afirmó el ministro de Minería, Alberto Echazú.

Echazú recordó que durante su visita a Rusia y luego a Francia, a mediados de febrero, el Presidente planteó el deseo boliviano de asociarse a compañías especializadas en el rubro, para producir, por ejemplo, baterías de litio para el uso en automóviles.

El interés del gobierno es formar empresas conjuntas de riesgo compartido, entre el Estado boliviano y las firmas privadas, para aprovechar no solo el litio, sino también los otros minerales presentes en el Salar de Uyuni, concluyó el Ministro. Fuente ABI

El litio de Bolivia despierta interés mundial


La Paz, 03 feb (ABI) 2009.- El crecimiento acelerado en el uso del ion-litio ha provocado que una tonelada de litio suba su precio desde los 350 dólares que costaba en 2003 hasta los 3.000 dólares que vale en la actualidad. Este hecho perfila a Bolivia a constituirse en un país muy rico porque cuenta con los mayores recursos en el mundo de este metal, de la familia de los alcaloides.

Los recursos evaporíticos, que son parte de las riquezas naturales que ostenta el país andino, llama la atención de empresas transnacionales y varios países, que esperan que el Gobierno boliviano inicie la explotación de los no metálicos, como el litio, considerado el energético del futuro, reportó la agencia de noticias china Xinhua.

La percepción parte de la delegación de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que participó en representación del país, en el seminario internacional en Chile sobre la explotación e industrialización del litio y otros compuestos no metálicos.

La industrialización de litio empezó, con la construcción de la planta piloto para el tratamiento de salmueras en la población de Río Grande en Nor Lípez cerca del salar de Uyuni del Departamento de Potosí, y esto despertó el interés de importantes fábricas de automóviles, que desean invertir en el proyecto, informó anteriormente el ministro de Minería y Metalurgia, Luis Alberto Echazú.

Si bien, el proyecto está en la etapa inicial con la instalación de la Planta Piloto de litio, el proyecto, según estudios de la Dirección Nacional de Recursos Evaporíticos, será uno de los más ambiciosos en la minería nacional ya que Bolivia tiene las reservas más cuantiosas de litio de todo el mundo.

Esta riqueza se encuentra almacenada en el Salar de Uyuni en cuyas orillas se instala la planta piloto de litio, que en diciembre iniciará sus operaciones, anunció el presidente de la República, Evo Morales.

Con 12.000 kilómetros cuadrados el salar de Uyuni es el mayor desierto de sal del mundo. Está a unos 3.900 metros de altura en el altiplano de Bolivia, en la cordillera de los Andes. La mejor época para visitar el salar es en los meses de invierno cuando la sequedad del clima permite cruzarlo sin muchos peligros. Lo ideal es comenzar desde la ciudad de Uyuni, punto de partida de muchas expediciones

Entre las empresas internacionales del rubro que están interesadas en explotar el litio, se encuentran firmas japonesas, alemanas, rusas, estadounidenses y francesas.

Sin embargo, el Gobierno ratificó que este emprendimiento antes que todo tiene que preservar los intereses del país y debe ir en pro del desarrollo nacional.

Sin embargo, no descartó la posibilidad de que en un futuro Bolivia acepte a socios estratégicos para que inviertan en este importante proyecto que más allá de su explotación apunta a su industrialización.

La Planta Piloto de Litio está ubicada en el cantón Río Grande de la provincia Nor Lípez, del departamento de Potosí, zona rica en recursos naturales evaporíticos.

La inversión total para la construcción de la planta es de 5.7 millones de dólares. Brindará empleo directo a 95 personas e indirecto a 130 personas.

Incluso pronosticaron que Bolivia podría convertirse en la Dubai de 2050, como lo señala la Gaceta de España, en referencia a la exuberante ciudad progresista, una de las ciudades más importantes del complejo de Emiratos Árabes Unidos.

La actitud modernista de sus gobernadores convirtió a Dubai en una zona de inversión atractiva y el descubrimiento de petróleo en 1966 impulsó el crecimiento económico de la zona. Esta ciudad ha acelerado su progreso para adaptarse a la introducción del comercio electrónico y el rápido desarrollo tecnológico de los últimos años.

Ahora la preocupación de la industria del automóvil trabaja para dejar de lado al petróleo. El presidente de General Motors, Rick Wagoner, calculaba en enero pasado un periodo de entre cinco y siete años para que el sector encuentre nuevos combustibles con los que sustituir al oro negro.

Los grandes fabricantes investigan en varios frentes, desde los combustibles denominados bío (combustibles) hasta el hidrógeno pasando por los coches eléctricos. Ésta última es la opción de más éxito.

Al menos sobre el papel de los discursos y los comunicados de prensa, todos los grandes constructores de vehículos (General Motors, Chrysler, Toyota, Renault, Nissan, Volkswagen), han entrado en la carrera por tener en el mercado un vehículo eléctrico en la próxima década.

Los coches eléctricos ya existen, pero su limitada independencia (sólo pueden recorrer alrededor de 60 kilómetros) ha reducido su uso. Ahora, los fabricantes han encontrado en las baterías de ion-litio, las mismas que utilizan los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles.

Hasta hace no mucho las baterías funcionaban con plomo lo que las hacía pesadas y de baja potencia. Eficaces para arrancar el motor, pero no para alimentarlo.

Entre las interesadas se destacan las fábricas japonesas Sumimoto y Mitsubishi, así como otras de origen francés, le expresaron al Gobierno boliviano su interés en participar en la explotación de litio.
Rd/Rq ABI

El litio puede convertir a Bolivia en un país rico y está en la mira de empresas

El salar de Uyuni, la mayor reserva de litio del mundo

19.10.08 La Paz-Bolivia.- El crecimiento acelerado en el uso del ion-litio ha provocado que una tonelada de litio suba su precio desde los 350 dólares que costaba en 2003 hasta los 3.000 dólares que vale en la actualidad. Este hecho perfila a Bolivia a constituirse en un país muy rico porque cuenta con los mayores recursos en el mundo de este metal, de la familia de los alcaloides.

Incluso pronostican que Bolivia podría convertirse en la Dubai de 2050, como lo señala la Gaceta de España, en referencia a la exuberante ciudad progresista, una de las ciudades más importantes del complejo de Emiratos Árabes Unidos.

La actitud modernista de sus gobernadores convirtió a Dubai en una zona de inversión atractiva y el descubrimiento de petróleo en 1966 impulsó el crecimiento económico de la zona. Esta ciudad ha acelerado su progreso para adaptarse a la introducción del comercio electrónico y el rápido desarrollo tecnológico de los últimos años.

EL LITIO BOLIVIANO

Ahora la preocupación de la industria del automóvil trabaja para dejar de lado al petróleo. El presidente de General Motors, Rick Wagoner, calculaba en enero pasado un periodo de entre cinco y siete años para que el sector encuentre nuevos combustibles con los que sustituir al oro negro.

La teoría parece simple, la práctica es mucho más complicada. Los grandes fabricantes investigan en varios frentes, desde los combustibles denominados bio (combustibles) hasta el hidrógeno pasando por los coches eléctricos. Ésta última es la opción de más éxito.

Al menos sobre el papel de los discursos y los comunicados de prensa, todos los grandes constructores de vehículos (General Motors, Chrysler, Toyota, Renault, Nissan, Volkswagen), han entrado en la carrera por tener en el mercado un vehículo eléctrico (que se enchufe directamente a la red) en la próxima década.

Los coches eléctricos ya existen, pero su limitada independencia (sólo pueden recorrer alrededor de 60 kilómetros) ha reducido su uso. Ahora, los fabricantes han encontrado en las baterías de ion-litio, las mismas que utilizan los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles.

Hasta hace no mucho las baterías funcionaban con plomo lo que las hacía pesadas y de baja potencia. Eficaces para arrancar el motor, pero no para alimentarlo.

Después, llegaron las baterías de níquel-cadmio que tampoco dieron éxito a estos coches. El avance ha llegado de la mano de las baterías de litio, un mineral ligero que permite transportar energía.

BOLIVIA - INDUSTRIALIZACIÓN

La industrialización de litio iniciada por el Gobierno del presidente Evo Morales con la construcción de la planta piloto para el tratamiento de salmueras en el Salar de Uyuni despertó el interés de importantes fábricas de automóviles, que desean invertir en el proyecto, informó anteriormente el ministro de Minería y Metalurgia, Luis Alberto Echazú.

Entre las interesadas se destacan las fábricas japonesas Sumimoto y Mitsubishi, así como otras de origen francés, le expresaron al Gobierno boliviano su interés en participar en la explotación de litio.

Para el Gobierno, si bien es importante mantener contacto con estas firmas, tomando en cuenta que la reserva de litio que posee el país es la más grande del mundo, lo que da amplio margen para las inversiones, es más relevante dejar en claro que tanto la planta piloto como la futura planta industrial de carbonato de litio será un esfuerzo netamente estatal.

"Hay empresas japonesas y francesas interesadas, tendremos contacto con ellas, la reserva del litio del salar es de lejos las mas grande del mundo y hay litio para más de mil años", afirmó Echazú.

El 10 de mayo el presidente Evo Morales inauguró la construcción de la planta piloto para el tratamiento de salmueras en la población de Río Grande en Nor Lípez.

La instalación de esta planta demandará 5.7 millones de dólares que serán financiados con recursos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y tomará 18 meses a partir de la fecha para su construcción.

Se calcula que la producción al mes alcanza las 40 toneladas de carbonato de litio, pero simultáneamente se obtendrá ácido bórico, cloruro de potasio, sulfato de potasio y cloruro de magnesio como subproductos.

Se espera que con la venta de esta producción se pueda pagar el costo de la instalación de la planta, al menos en los siguientes cuatro años dependiendo del volumen de carbonato de litio de que se genere.

Los potenciales mercados se encuentran en Norteamérica, Unión Europea, Brasil, Japón, China.

Posteriormente con base a la planta piloto se construirá la planta industrial de litio, que se calcula demandará una inversión de 150 millones de dólares, para lo cual se deberá buscar financiamiento.

A partir de su funcionamiento se espera que la producción se eleve a 20 mil toneladas de carbonato de litio y después avanzar en los otros componentes como litio metálico e hidróxido.

A partir del litio metálico se podrán elaborar baterías metálicas para carros que remplazarán el uso de diesel o combustibles, convirtiéndose en el futuro de la industria automovilística en el mundo, según informe del Ejecutivo.
Rq/Dgav ABI (Bolivia.Net)